El croquis

En dibujo técnico se llama croquis al trazado a mano alzada de las vistas de un objeto, prescindiendo de los instrumentos habituales, como la escuadra y el cartabón o el compás. Debe ser un dibujo que nos debe proporcionar información acerca de las relaciones entre las medidas de un objeto. Vamos a tomar como ejemplo nuestra fachada de estilo canario.


Fachada a croquizar










Proceso para trazar un croquis:

1.- Realizaremos una primera aproximación a la figura que vamos a representar, haremos un análisis de la estructura formal, es decir dentro de qué figura geométrica podremos ubicarla, y de las partes de que se compone. Calcularemos las proporciones, como hemos trabajado en el capítulo anterior,  de cada una de estas partes. La proporción en el dibujo (Fig. 1)

2.-  Una vez hayamos ubicado las grandes partes de la fachada, repasaremos las aristas definitivas  con una línea más gruesa. Aquí podremos colocar las ventanas, puertas y el balcón. (Fig. 2 )

3.- El último paso consiste en acabar pequeños detalles y colocar los elementos para la medición de la fachada, acotación, que son las líneas más finas que separan las medidas llamadas líneas de referencia, indicando donde comienza y donde acaba la zona que mide. Luego encontramos las líneas de cota , que son esas líneas paralelas a los bordes de la fachada y que nos aclaran aún más a que parte del dibujo corresponde la medida. (Fig 3)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada